viernes, 25 de mayo de 2018

Ni idea, nen.

Si, soy el mismo que decía ayer que... ese. El mismo. El mismo que ayer pensaba que esto era una carrera precipicio abajo hacia el abismo en el que todo el mundo se arremolinaba hacia la derecha y... y resulta que faltaban unas horas para que todo estallase. Es lo que tiene no tener ni idea, nen. Es lo que tiene la incontinencia, tener que decir algo, no saber estar callado.
Hoy, esta mañana, el Partido Socialista, con Pedro Sánchez a la cabeza ha decidido presentar una moción de censura al Gobierno del PP. El tema de la sentencia de la Gürtel, con condenas tochas, con el PP puesto contra la pared, ya no contra la pared, tocado y hundido, prácticamente ha empujado a Sánchez una moción de censura que ha estado esquivando durante meses. Esto es lo que hay. De ser la semana pasada un ejemplo de conducta para Mariano Rajoy, que ante el estado de subidez de Ciudadanos puso como ejemplo al PSOE como ejemplo de responsabilidad en todo lo referente a Catalunya a un escenario en el que a partir de ya, el PSOE rompe España.
Bien. Ha llegado el momento. Y ahora Ciudadanos se encuentra en una situación como cuando juegas al tema ese de las sillas que te encuentras sin silla y sin saber qué hacer. Claro, ahora qué le cuentas a Ciudadanos de mociones de censura, de poner al socialista en el gobierno, con el apoyo de Unidos podemos y... ay, y los independentistas! Horror. Y claro, se ven sujetando a Rajoy. O no.
Hoy lo he escuchado y creo que las cosas irán por ahí. Así como Rajoy ha ido puliéndose uno a uno a rivales, elementos incómodos, y ahora resulta que el pulido puede ser él. Al PP de alguna manera le tendrá que empezar a escocer algo. Moción de censura, perder el gobierno, perder, y los de Ciudadanos esperando con el cuchillo entre los dientes. Al PP digo yo que le convendrá pulirse a Rajoy, que Ciudadanos se serene (y espere su turno) y... que todo siga igual. Seguimos en el Gobierno con...
Espera. Espera una cosa. Estoy oyendo en la radio al portavoz de Junts per Catalunya que duda de darle apoyo a la moción de censura, cosa que ya había dicho el portavoz del PdCat que harían. Ahora estoy flipando. Claro, es que hace menos de una semana, Sánchez ha llamado racista a Torra. Esto es lo que hay.
Estoy escuchando a Rajoy hablando en su rueda de prensa. La inestabilidad financiera. Yo no sé si esto va a llegar a ningún lado. Yo no sé si, incluso, se acabarán puliendo al propio Sánchez.
Ojo, los socialistas de Badalona dejan en mano de los militantes aceptar el apoyo del PP para cargarse a Sabater... esto es ya la repanocha.
Y bien. Es una repanocha que tenía que llegar. Porque ayer mismo yo decía que todo esto y que no para nada, no decía nada bueno de nadie. Esa voluntad por dejar pudrirse todo y ver qué pasa. Ese miedo cerval a algo que pueda... Pero es que ya era insostenible.
Dos cosas. Tres. O una. Hay que echar al PP del Gobierno. Hay que echarlo del Gobierno para hacer políticas diferentes. Echarlo por echarlo, no. Echarlo para hacer cosas. Otra. Echarlo para que lo que ocurre aquí en Catalunya, cambie. Qué listo eres, Toni.
Pues aquí estamos, viernes por la tarde con la pulsión de decir algo. Tengo que decir algo de esto del Rajoy, urgentemente. Porque si no, claro, es que si no digo nada. Y además, decir algo sobre cómo veo la situación y las consecuencias. Pobre diablo.
Es como aquello del perro que te da la mano y dices 'mira, se cree una persona'. Pues más o menos eso. Creerte con capacidad para opinar. Qué vergüenza.
Una cosa, en el programa de radio que escucho por las mañanas. Dos tertulianos, escuchando lo mismo, han dicho lo siguiente. Yo, escuchando cómo va la mañana, diría que no hay moción de censura. Y el otro ha dicho lo contrario. Es lo que hay.
Y yo aquí. Con las mismas. Eso, que se vaya Rajoy y eso. Y lo de ayer ya no vale, porque no vale. No sé, es que no.
Eres muy listo. Eres la esperanza de un mundo mejor. Estamos esperando que digas algo sobre cualquier tema. Porque tienes un blog. Y claro. Como tienes un blog. Dilo.
Rajoy a la calle.
Pues muy bien.
Pobres diablos, tú y el Rajoy.
Quién eres tú. Quién me habla. Quién hay ahí.
Dios... ¿eres tú?

jueves, 24 de mayo de 2018

Badalona. L'Hospitalet. Santa Coloma. Condado de Orange.

A estas horas está pasando algo en la Diputació. Han entrado para investigar cosas de Convergència, cosas del pasado y que ya no tienen nada que ver con nosotros. Cosas que no vienen al caso. Vamos a lo que pasó ayer y a lo que pasó antes de ayer y vamos a ver qué va a pasar.
Resulta que ayer salta la noticia. Finalmente el PP le cede la bandera al PSC en Badalona y apoyarán al candidato socialista en la moción de censura para desbancar a Dolors Sabater de la alcaldía. El pacto es PP, PSC y Ciudadanos. Pongo al PSC en medio para que se vea menos y que la vergüenza de ver el nombre del partido de tanta gente digna ahí no sea tan grande. Badalona. En Badalona un pacto entre diversas fuerzas de izquierda se materializa hace tres años para que el señor Albiol del PP no acceda a la alcaldía. El PSC con sus tres concejales es clave. Pese a que la candidata y la candidatura de Guanyem Badalona en Comú (ya lo de en Comú lo van quitando), es netamente independentista y para el común de los mortales básicamente 'son la Cup', prima el hecho de no facilitar nuevamente la alcaldía de una de las ciudades más importantes de Catalunya para la derecha.
Bien. La situación que estamos viviendo en este país es tan lamentable que finalmente, el PSC de Badalona ha escuchado lo que parece ser un clamor de su gente para que no apoyasen más a una alcaldesa independentista. Y que se hiciera lo que hiciera falta. Antes con el PP y con Ciudadanos que con los demás. Da igual si en los demás está Podemos, ICV, EUiA... ya estamos señalados, somos colaboradores. Nadie quiere colaboradores con los independentistas. Estamos llegando a cotas de absurdidad que dan miedo. A falta de un año para las elecciones municipales todo está patas arriba. La llegada de la marea naranja, el efecto Ciudadanos, hace que los partidos 'no indepes' o 'constitucionalistas' o partidarios de que todo esté como estaba o avanzar hacia la recentralización, se mueven. Hacen lo que sea. Lo que sea es pactar con el diablo. Lo que sea es detectar que su propia gente finalmente ha picado el anzuelo. Ya no importa ser de derechas o de izquierdas. Importa cuantas barras tiene tu bandera.
En Hospitalet Ciudadanos ofrece la candidatura para las elecciones municipales a Celestino Corbacho, ex alcalde histórico del PSC en la ciudad, ministro y persona de mucho, mucho peso. Si se confirma, el golpe puede ser terrible. El enfrentamiento puede ser feroz. Si Badalona es importante, Hospitalet es casi el doble. Un socialista o ex socialista, prefiere presentarse con un partido netamente de derechas para, se supone, enfrentarse a una deriva soberanista (¿?) de su partido de siempre. La resituación es total. Un cambio del que no tenemos todavía plasmación real hasta que no veamos los resultados de las próximas elecciones. Es decir, vamos a un escenario en el que las políticas municipales parece que van a contar menos que el tema nacional.
Y el tema nacional es de derechas.
En Santa Coloma todavía estamos esperando a que nos toque. El férreo control del PSC sobre la ciudad, parece que les libra de lo que está sucediendo en otros lugares. Pero algo se mueve. Algo va a pasar. Ciudadanos dará algún golpe de efecto en el tema listas. Y el PSC de Santa Coloma, que alardea siempre de ser el PSC de Santa Coloma y no el PSC ni el PSOE tendrá en algún momento que atenerse a lo que desde la dirección se impone. O no.
Badalona fue en su tiempo un laboratorio. Cómo acabar con el poderío socialista, no desde la izquierda, sino desde la derecha y en los barrios más humildes. Eso puede pasar en Hospitalet y quizás también en Santa Coloma.
Y para la izquierda es un desastre.
Un desastre completo. Porque si la alternativa es tener que ir de la mano de los de la bandera nacional de turno, de quien finalmente tiene un único objetivo o un objetivo prioritario o como le quieran llamar que es trabajar por una construcción nacional antes que por otras cosas, lo tenemos crudo.
La izquierda debería dejar de añorar los tiempos del cinturón rojo y empezar a combatir como si estuviésemos viviendo ya en el Condado de Orange.
Porque si de algo ha servido la experiencia de la izquierda, tanto como oposición como en los gobiernos es que su papel es evitar que las políticas de derecha conviertan nuestras ciudades en meros lugares para hacer negocio y no para vivir. Y el condado de Orange solo será eso. Un negocio.
La izquierda. Ahí es nada. Contra los colores próximos.

martes, 22 de mayo de 2018

Fantasía del Paseo Alameda

Desde lejos, todo es posible. Desde lejos uno puede pensar que el Passeig Salzereda ya está en marcha. Desde lejos, mirándolo con los ojos entornados, protegiéndonos de la luz cegadora del astro rey, podemos pensar que el Passeig Salzereda ya está viviendo el proceso de cambio que los vecinos votaron el pasado mes de septiembre. ¿Recuerdan? El Passeig Salzereda. Ahora que estamos todos mirando de nuevo con preocupación lo que puede ocurrir con los edificios descomunales y emblemáticos proyectados para la plaça de la Vila, bueno es que recordemos que hubo un tiempo en el que se iba a reformar el paseo. Y el paseo se iba a reformar en base a un proyecto chiripitifláutico que se iba presentando en loor de poca gente por las diferentes plazas y centros cívicos de rigor. Y resultó que lo que iba a ser un paseo triunfal se convirtió en una llufa. En una suerte de sublevación vecinal (no digo rebelión no vaya a ser que...), por la que se forzó a considerar que quizás, la propuesta de l'Ajuntament socialista no era la que todo el mundo quería. Y así, a prisa y corriendo, se lanzó una segunda propuesta, más acorde con una reforma del paseo que respetase lo que había y lo mejorase, antes que hacer una cosa diferente.
El caso es que, para sorpresa de propios y extraños, hasta la propia alcaldesa accedió a dar su apoyo a esta opción 2, que ganó abrumadoramente en las votaciones del mes de septiembre. Bien, la opción que habían proyectado arquitectos, urbanistas y tal, no era la preferida. La opción 'menos trabajada', la 2 en cambio, salía adelante. La obra estaba proyectada para ser puesta en marcha en unos plazos que, ay, todavía no son. Porque ahora de lo que se trata es de acabar de trabajar una opción que salió adelante de manera masiva, pero sorprendente.
A nadie le gusta que le digan lo que tiene que hacer. Imaginen. Un gobierno municipal se enfrenta a uno de los grandes proyectos de su mandato, la reforma del Paseo Alameda, y en mitad del jardín resulta que su proyecto es rechazado y sale adelante un proyecto que ellos no defendían. Y que, por lo que parece, no se acaban de creer.
Así, lo que ya está aprobado, sigue siendo objeto de revisiones, de aportaciones, de... vueltas. Un proyecto que no estará acabado para antes de las elecciones municipales de dentro de un año. Imaginen. Llevar adelante un proyecto en el que no crees, o al que te has apuntado al final para no quedar fuera de juego, darle la oportunidad a otros de reivindicar que ese proyecto no es del Ajuntament. A quién se le ocurre.
Y así, mientras se van lanzando al aire nuevos proyectos y nuevos diseños en alzados dibujados en fotos de ensueño sobre la Plaza de la Vila, o mientras la gente discute sobre la Rambla del Passseig Llorenç Serra cada vez que cruza la calle, el Paseo Alameda ha entrado en una especie de limbo. Un limbo en el que quizás pasamos de las gafas de realidad virtual a ponernos a ver el paseo desde el puente e imaginar lo que un día se votó y no sabemos si se cumplirá.
Pero así desde lejos, todo es resultón.

lunes, 21 de mayo de 2018

Una temporada fatal

Todo se reduce a unos números que conocí el otro día. Al parecer, la pasta que reciben los equipos ingleses de fútbol por los derechos televisivos es bárbara. De tal manera, que el paquete de los equipos que menos dinero recibe tanto como el Atlético de Madrid, segundo clasificado en esta temporada de nuestra Liga. Ergo, demos gracia al señor los aficionados del Athletic Club de Bilbao porque estamos rodeados de equipos bastante lamentables. Si hubiera algo más de nivel...
Un año penoso. Comenzábamos el año infectados por el virus del fútbol moderno: el aburrimiento. Estábamos aburridos ya de Valverde y ver el mismo careto todos los años. Queríamos algo nuevo. Valverde se iba al Barça y nosotros confiábamos en el Cuco Ziganda, entrenador del B y jugador del Athletic del que todos tenemos un buen recuerdo. Esperábamos, esperaba yo, un juego distinto. Continuidad, pero con alguna cosa que fuera novedosa. Alguna variable táctica, algo. Comentaba con mi hermano la posibilidad de que colocara tres defensas, como recuerdo que hizo cuando entrenaba al Jérez... todo en vano. Comenzó la temporada jugando con el mismo sistema que Valverde y algunas novedades, como la inclusión de Vesga o el joven Córdoba. Córdoba molaba, a Vesga parecía que le faltaba algo.
Los partidos se sucedían. Lo que en principio quise ver como una fórmula que daba menos juego pero mayor densidad en el juego, terminó siendo un pestiño de dimensiones indimensionables. Creo que todo comenzó a oler fatal en la primera vuelta. Un partido contra Las Palmas, que ya amenazaba con ser de los peores equipos de la liga. Un partido soso, un partido en el que ni hacíamos nada ni dejábamos hacer. Hasta que de repente, el equipo contrario se dio cuenta de que no había nada delante, de que todo era paja y que empujando podían ganar. Sacaron a un chavalito nuevo que parecía jugar a dos velocidades por encima de lo normal, nos atizó un golazo, y a dormir. Pensamos... copón, ya estamos como el año pasado... No. Todavía quedaba el partido definitivo. El del Málaga en Málaga. Un partido que se te pone 1-3 fuera de casa, jugando contra diez, un equipo ya desquiciado el Málaga, jugando contra sí mismo todo el rato. Pues lo hicimos tan mal que nos empataron. Y el equipo entró en barrena.
El aburrimiento. La eliminación con el Formentera fue lamentable. A un partido glorioso como el de la ida de la Europa League con el Spartak de Moscú, le sucedía un ridículo bochornoso como el de la vuelta donde casi nos mandan para casa. Y de ahí a la eliminación con el Olympique de Marsella que todo el mundo consideró justísima. Desde entonces, deambular. A un partido muy bueno, le seguía una decepción o dos o tres. Para acabar siendo el último equipo de los que no bajan. Solo nos supera en peor el Leganés, que desde que aseguró la permanencia no juega a nada.
Aburrimiento. Jugadores aburridos o que aburren. Muchos jugadores que ya no aportan nada, que parecen perdidos, fuera de sitio, fuera del fútbol que se juega. Jugadores incapaces de dar dos partidos buenos seguidos. La lesión de Muniaín nos hizo polvo al principio, nadie supo coger su sitio. Córdoba despuntó pero pasó luego muchos partidos en el banquillo o siendo el primer sustituido, cuando se notaba a kilómetros que era nuestro jugador diferente. A Aduriz le ha caído un año más, a Raúl García también. No han podido con todo. Iñaki todavía tiene que encontrar la manera de hacer rendible lo que cunde. Y poca cosa más. Atrás la aparición de Núñez ha sido lo mejor. Que Yeray recayera y no tuviera continuidad, ha sido un desastre. La llegada de Íñigo Martínez a un equipo ya aburrido de todo no ha servido de mucho, pero seguro que servirá.
El fútbol del Athletic ha sido aburrido, pestiñoso, desidioso, alarmantemente desganado, previsible, sin nada que le haga equiparable al fútbol que ya juega todo el mundo. Ni rápido, ni dinámico, ni agresivo, ni de toque, ni de fuerza. Cuando no era por una cosa era por otra. Lekue, un jugador polivalente que parecía prometer mucho, se ha convertido en un lastre que nos ha costado partidos. San José ha sido uno de los más controvertidos, porque no sabes qué ha pasado con un jugador que parecía básico y ahora parece transparente. A partidos grandes como el del Villarreal o el del Madrid, le han sucedido actuaciones lamentables como en el campo del Alavés o en casa, donde se han sucedido los partidos aburridos que acabamos empatando o perdiendo.
Un año perdido, o quizás un año ganado. En broma, pero también en serio, dije en un grupo de watsapp que Ziganda debía quedarse para seguir acabando con el fútbol desde dentro, para seguir aburriendo y atacando a este fútbol negocio haciéndolo insufrible. Ha sido un año ganado para eso.
Para darnos cuenta de que el fútbol, este fútbol, ya no va con nosotros y que no tenemos nada que hacer.
En la revista del Athletic Club nos hablan de momentos gloriosos, como dos eliminatorias que jugó el Athletic contra el Ferencvarós y el Honved, equipos húngaros, en los años 50 y 60. En la revista nos dicen que hoy en Budapest los niños son del Chelsea, o del Real Madrid o el Barça. No sé cómo andará la cosa por Bilbao, pero me da terror acabar como esos equipos legendarios que fueron algo hace muchos años y hoy son nada.
Igual el año que viene llega Berizzo y hace un año estupendo. Eso espero. Que venga alguien de fuera, como vinieron Caparrós, Luis Fernández, Heynckes, Bielsa... y nos ponga las pilas. Nos revolucione. Ya vendrá uno de dentro luego a estabilizar la cosa, pero ahora necesitamos que nos den la vuelta como un calcetín.
Porque nos estamos aburriendo. Y el fútbol ya es aburrido en general, si ni siquiera nos queda el Athletic... mal vamos.
Aúpa Athletic todos los días del año y hasta la temporada que viene.

viernes, 18 de mayo de 2018

Miscelánea

El ejemplo. El ejemplo que damos con nuestros actos. Estoy muy contento con que la Estrella Galicia ya haya dejado de venderse en nuestra ciudad y volvamos a Estrella Damm, porque la Estrella Galicia nos hacía pensar que podía haber otra cerveza y eso no es bueno. La cerveza Estrella Galicia además representa un salto de calidad, un salto hacia delante, una mejora que no tiene explicación lógica. Estrella Galicia es mejor, está mejor, es más buena, tiene una especie de retroloquesea dulzón que la hace mejor. Mejor sobre todo que la Damm. La Damm es una cerveza que sabe a cerveza de toda la vida. Y eso es lo que tiene que ser. La cerveza de toda la vida, la de siempre, bebida como se ha bebido siempre y sin retroloquesea ni nada. La cerveza Estrella Galicia en cambio demuestra unas pretensiones y unas ínfulas que nos hacen creer que somos enólogos o algo. Y no lo somos. No nos merecemos ni beber cerveza ni nada. Porque nunca hemos bebido cerveza, al menos conscientemente, y no sabríamos si lo que bebemos es cerveza ni nada. Yo ya lo sabía y yo ya lo dije. Que esto de las cervezas iba a ir mal. Muy mal. Y al final es eso. Deberían prohibir que bebiéramos cerveza o que supiéramos qué cerveza bebemos.
https://www.youtube.com/watch?v=zVay-RfNGv8

Cosas que pasan. El PSOE. Aquel partido. ¿Alguien se ha enterado de lo que han dicho esta semana? Aquello de que el delito de rebelión es demasiado así, que debería clarificarse y que debería, digamos, bajar el listón. Que no haga falta violencia, etc. Supongo que esto les hace pensar 'toma ya, le hemos dado al independentismo y hemos aportado soluciones'. Aportar soluciones, propuestas. Proyectos. Ir a una reunión y aportar una propuesta que enriquezca el contenido de la reunión, que sea aprovechable por todos, que pueda luego uno decir, eso, eso lo dije yo. Esta calle, esta calle es mi calle, porque la idea fue mía. Y el PSOE se ha puesto a trabajar como si le fuera la vida en ello. Y han conseguido una propuesta preciosa. Más palo. Porque eso de la rebelión es muy malo y puede que haya alguien que considere que el PSOE vaya a ganar muchos votos con eso. Haciéndose un Ciudadanos, o haciéndose un PP. El PP otro partido que igual les suena. El PP y el PSOE. Una reunión de Pedro Sánchez con Mariano Rajoy. Una película de Almodóvar. Un nuevo disco de Loquillo. Una nueva entrada en el blog naranja. Cosas que nadie tiene ya en cuenta.
https://www.youtube.com/watch?v=6ppRs1mC4Sc

Tengo una propuesta que haceros. La música. Qué música se hace aquí. Aquí digo aquí. Hemos visto el festival de Eurovisión y piensa uno... dentro de la idea de que la música que sale en Eurovisión es algo así como lo peor, la peor música parece que se hace en España. Dios, lo que he dicho. La peor música de todas. La que menos está en consonancia con los tiempos modernos. Con la vida más o menos contemporánea. La vida. Qué música hacemos, supongo que si la peor es de la peor, la mejor no será tampoco equiparable a nada. La peor. Somos los peores haciendo cosas peores. Posiblemente seamos sublimes haciendo cosas muy buenas, porque algún ejemplo hay aunque muriera fuera. Y así está la cosa. Tenemos raperos, tenemos jevis, tenemos poperos, tenemos más o menos de todo. De qué nos sirve. De nada. Nadie hace nada meritorio. Nadie hace nada más que intentar seguir unos patrones más o menos... pero no. No nos sale. No hemos nacido para la música. Al menos para la música de gustarle a la gente fuera. Música que solo nos gusta a nosotros, ahí, ahí somos imparables. Y tampoco nos entienden.
https://www.youtube.com/watch?v=cCBa4sety5w

Es usted algo quisquilloso o quisquillosa. Quizás no se ha enterado de que ha llegado por fin el calor y se empeña en ir todavía en manga larga porque no se fía. Y no está haciendo ningún favor a la causa. El calor, el color. Las cosas del calor y de no hacer calor. Yo ya he decidido que no llevo más chaqueta. Decirlo y cagarme de frío. Decirlo y... Os Mutantes. Vienen Os Mutantes la semana que viene y no voy a poder ir a verlos. No hace falta que me den consuelo. No viene Rita Lee y eso quieras que no ya es un qué para no tomarte demasiado en serio lo de ir o no ir. No voy a ir, no podemos ir. No insistan. Y no podré tararear sus mágicas canciones, sus bonitas tonadas, sus combinaciones imposibles. Y veo los carteles en internet, en facebook... internet. Lo he visto por internet. Todo suena ya antiguo y fuera de lugar. Internet. Te he mandado un mail. ¿Sigue la gente enviando mails? ¿De verdad? Yo he enviado mails también. Hoy mismo. Una vida al límite, plagada de emociones.
https://www.youtube.com/watch?v=Ld8TIXRJgos

Unos segundos de atención. Un segundo nada más. Préstame atención un momento. Serán solo unos segundos. Unos segundos de nada. No te quito nada de tiempo. Te quiero hacer solo unas cuantas preguntas que no te quitarán nada de tu tiempo. No quiero agobiar. De verdad. Qué disposición tendrías para contestar algunas preguntas. Qué te parecería. Te parece bien. Te parece que tienes unos segundos. Te parece que quizás te podría venir bien responderme a unas cuantas preguntas que tengo desde hace algún tiempo. Quizás. A lo mejor. Te vendría bien. No sé si te viene bien. Es un segundo. Unos minutos. No quieres contestar. ¿Y por qué no quieres contestar? ¿Qué te pasa? ¿Te pasa algo y no me lo quieres decir? ¿Quieres decirme por qué? ¿Y por qué De verdad que no sé porqué no quieres responder. Si de hecho ya estás respondiendo. Es así. Hacer por hacer, otro párrafo más, y vamos tirando.
https://www.youtube.com/watch?v=uWs1-2foKoo

Como dije que no iba a hablar más del tema, no voy a hablar más del tema. Pero ayer encontré una reunión de Ciudadanos en el lugar en el que estábamos haciendo otra reunión. Una reunión que yo pensé que sería un acto comarcal o algo así. Una cosa así como un rollo interno. Y al salir nos cruzamos con ellos, hola, qué tal, aquí, bueno. Hoy me he enterado de que estaban presentando un libro. El libro nosequé de ser España, o cómo salvar España. Usted puede salvar España. El libro es de Sergi Fidalgo. A Sergi Fidalgo le voté yo al rectorado cuando se presentaba por Goliardos. Presentaba el libro junto a Tomás Guasch, que supongo que después iba a dar una charla en una peña madridista sobre Tabarnia. No sé. Son diferentes formas de andar haciendo lo mismo. No lo mismo que yo. Yo hago las cosas mejor. De hecho que son las mejores cosas que se hacen. Soy un supremacista en eso. Soy el único y el mejor. Pero que yo sea un supremacista no significa que tú no tengas que explicar muy bien porqué apoyas a un supremacista. O porque hay que salvar esta España.
https://www.youtube.com/watch?v=yXmnmvDl-ao

Espero que tengan ustedes un muy buen fin de semana. Yo voy a estar pasándomelo en grande.


jueves, 17 de mayo de 2018

Estadio Ruiz de Lopera

Hay un día en el que te detienes ante el espejo y te das cuenta de que has caído. Como esos que dijeron que nunca lo iban a hacer y acaban haciéndolo y se justifican. Un día, distraídamente, te das cuenta de que te has estado peinando hacia delante. O que un flequillo imposible hace verdaderas maravillas intentando tapar lo que es evidente. No tienes pelo. El pelo. Un día, te das cuenta de que estás tardando más de la cuenta en cortarte el pelo. Un día, esperando en la cola del supermercado, te das cuenta que la cámara recoge desde arriba de manera fehaciente toda la magnitud de la tragedia. El pelo. Hay claridades. Te haces una foto y lo que tú crees que es un flequillo todavía juvenil y popero, no es más que una ilusión, que no hay flequillo, que no hay nada. Que la piel brillante no engaña y que todo es ya un camino hacia la nada. Que estás intentando que de un lado a otro de la cabeza no se note lo que parece ya más que evidente. Sin pelo. El pelo.
Y lo ves claramente. Esas imágenes de Ruiz de Lopera, presidente del Betis hace años, que tenía una línea, una raya en el pelo que le nacía de la oreja y con ella quería tapar de manera arquitectónicamente imposible toda la cabeza. No tenía pelo. Incluso intentaba que de la nuca aprovechar lo que se pudiera para tirarlo hacia delante. Y era grotescamente ridículo. Y pensabas, yo... yo nunca haría eso. Yo automáticamente me raparía el pelo, qué problema hay. Anasagasti, con aquella cortina terrible que de la misma manera intentaba taparle toda la cabeza como si fuera una ensaimada. No os acordáis de Anasagasti.
Hay una película, Vaya par de Idiotas. Bill Murray hace de gran estrella de los bolos. Y se enfrenta a un decrépito Woody Harrelson. Bill Murray interpreta a un gilipollas completo. Que de joven tuvo rizos, pelo abundante. Y en ese instante... se pone a jugar y a medida que juega se le va desarmando todo el montaje de pelo que tiene. Y va quedando una especie de trampantojo infame, con unos hilachos de pelo colgando de una parte de la sien, mientras que en la cabeza no hay nada. Sin pelo.
O Trump. Trump lo tiene de una manera que no sabes si es o no es. Es decir, lo tiene peinado de tal forma que no sabes de dónde saca el pelo, de dónde viene, pero sabes que no es una melena o un flequillo del tipo natural. Ese pelo... ese pelo no es de ahí, ese pelo no sale de donde tiene que salir. Sale de más allá. Y así, también es... sin pelo. Sin pelo.
Hoy he ido al peluquero. Corto. Lo quiero corto. De arriba el peluquero no ha necesitado comentarme nada. Simplemente ha cogido la maquinilla y ha comenzado a esquilar. De arriba no ha dicho nada. Ha cogido las tijeras. Ha pegado tres tijeretazos sin demasiada pasión... y listos. No me he querido mirar demasiado en el espejo. 'Un corte normal', me ha dicho. Con la mejor de mis sonrisas le he dicho que estupendo todo. Y esta es la vida. Este es el presente. Qué nos deparará el futuro.
Todavía menos preguntas.

miércoles, 16 de mayo de 2018

La manipulación muppet

Las sospechas que albergábamos desde hace tiempo se han cumplido y finalmente ha sido el profesor Cielinsky de la Universidad de Jalisco quien ha llegado al fin a desarrollar una teoría que recoge el ingente trabajo del profesor Almayr acerca de la Mirada Ovoide y lo lleva directamente a la manipulación de las masas. En concreto de las masas jóvenes.
El profesor Cielinsky ha registrado sus investigaciones en la revista 'Ojival' bajo el título de 'El efecto muppet', por el cual ha investigado cómo el visionado de programas en los que aparecieran muñecos de peluche, de tela, de esos con los ojos pegados o cosidos, consiguen en los más jóvenes, en nuestros hijos e hijas un efecto hipnótico que no consiguen por otra parte otro tipo de elementos. Ni tan siquiera los estudios llevados a cabo con dibujos animados, concretamente los dibujos japoneses que tienen los ojos más grandes de lo normal, han conseguido el efecto que consiguen los ojos de muñeco. El profesor Cielinsky ha manifestado lo siguiente en el artículo que pasamos a reproducir: 'Situando a diversos y diferentes niños y niñas de edades comprendidas entre los dos y los diez años de edad ante un aparato televisor y reproduciendo ante sus ojos diversos programas de televisión intercalando los que contuvieran en su registro artístico la presencia de muñecos y los que no, concretamente los que se titulan Barrio Sésamo o Sesam Street, consiguen en el niño o niña que los visiona un efecto por el cual todo aquello que los muñecos hacen o dicen, es efectivamente grabado en el interior de la mente de los niños de una manera eterna, indeleble. Reproducen sus gestos, imitan sus voces y lo más preocupante... calcan sus miradas.
Este es el más alarmante de los resultados obtenidos. Los ojos de los muñecos, los ojos de Muppet, en tanto que no acostumbran a estar fijos en ninguna parte, ya que son muñecos y muchas veces lo que parecen ser las pupilas bailan de manera azarosa dentro del globo ocular, supuesto globo porque está cosido y no es un globo ocular real, tal y como conocemos y apreciamos los globos oculares y tal y como recoge el profesor Almayr en sus investigaciones, sin embargo, esos ojos, decimos, esos ojos, parecen volver loco, hacen entrar en trance al niño o niño que los mira y ya jamás el niño vuelve a parecer una persona en su sano juicio.
Los rayos catódicos ejercen así una suerte de combinación funesta entre el ojo con mirada ovoide y el propio ojo muppet, que trasladan una fuerza, una serie de indicaciones fatales a los ojos del propio niño o niña que condicionan su comportamiento de aquí hacia el infinito. Esta manipulación, que puede parecer burda y que debería sustentarse en la fuerza de sus canciones, en el vívido colorido de cada uno de sus muñecos o en las hilarantes situaciones que se producen en los programas, no son en realidad tales, ya que eliminado el sonido, eliminada incluso la misma presencia de la televisión y expuestos los niños a los ojos sacados de sus muñecos correspondientes, no dejan ya de sonreírse, cantar de manera inveterada y hacer cálculos o pensar en delante y detrás como si... como si estuvieran poseídos por la mirada que lanza el ojo blanco con fondo negro, en la mayoría de los casos.
Los niños y niñas de nuestro mundo, influidos por esos ojos, son así presa fácil para cualquiera qué...'.
Por dios y por la virgen.